La cámara de vigilancia del chalet de Pablo Iglesias instalada por la Guardia Civil fue pirateada

En pleno escándalo por el caso Villarejo y el espionaje del anterior Ministerio del Interior al secretario general de Podemos, se conoce ahora que una cámara instalada por la Guardia Civil en el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar como medida de seguridad fue pirateada y difundía las imágenes en directo a través de una página web de acceso libre.

Así lo denunció Podemos al Ministerio del Interior el pasado 17 de octubre, tal como ha adelantado el diario El País. El partido supo del hackeo por unas capturas de imágenes del dispositivo, que recibieron tres días antes de poner la denuncia. En estos pantallazos se podía ver la vivienda de la pareja.

Según informa el mismo periódico, días antes se habían filtrado los detalles del operativo de seguridad que el Ministerio del Interior había puesto en marcha en la casa del líder de Podemos y de la portavoz del grupo en el Congreso. El dispositivo incluía esta cámara camuflada que permitía la vigilancia de la vivienda, algo que también se dio a conocer.

A lo largo de 2018, después de que los medios de comunicación revelaran la nueva residencia de la pareja, el chalet recibió distintos ataques, entre ellas pintadas y carteles de diversa índole, como la colocada por las juventudes de Vox. Las medidas de seguridad se adoptaron para evitar estos incidentes.

El origen del pirateo, que permitía ver las imágenes en tiempo real en abierto, fue localizado en un servidor de Singapur, pero los investigadores no pudieron identificar a los autores. Para evitar un nuevo ataque, la Guardia Civil tuvo que volver a configurar el dispositivo para incluir nuevas barreras de seguridad.

Fuentes del Ministerio del Interior han informado de que esta cámara de vigilancia, que se encontraba sobre el perímetro exterior del chalet, permaneció activa “unas semanas”. Poco después de este incidente se desinstaló y se sustituyó por la actual garita de la Guardia Civil que vigila la vivienda de Galapagar.


more recommended stories