Desproporcionado despliegue policial para controlar la protesta contra la ‘Ley Mordaza’ del 14D

Desproporcionado despliegue policial para controlar la protesta contra la Ley Mordaza el 14D

La concentración prevista para este sábado frente al Congreso para protestar contra la nueva Ley de Seguridad Ciudadana del Partido Popular se encontrará, como viene siendo habitual, con una fuerte presencia policial.

Desproporcionado despliegue policial para controlar la protesta contra la Ley Mordaza el 14DLa convocatoria ha sido realizada por la Coordinadora 25S -impulsora del ‘Rodea el Congreso’ del 25 de septiembre de 2012- como respuesta a la aprobación en el Consejo de Ministros el 29 de noviembre pasado del Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Más conocida como Ley Mordaza o Ley Anti-15M, el anteproyecto de esta ley ha levantado una gran polémica y fuertes críticas procedentes tanto de los partidos de la oposición como de sindicatos, movimientos y colectivos por su carácter represor de la protesta social.

La cita, que está fijada para las siete de la tarde en Madrid frente al Congreso de los Diputados, será vigilada de cerca por un dispositivo policial de entre 1.300 y 1.500 agentes, procedentes de una treintena de Unidades de Intervención Policial (UIP). Un despliegue de las Fuerzas de Seguridad del Estado similar al de anteriores convocatorias de la misma plataforma.

Según la Coordinadora 25S, con el anteproyecto de ley presentado por el ministro de Interior Jorge Fernández Díaz, se instaura un “régimen de dictadura parlamentaria” con “la pretensión de recortar aún más nuestros derechos y libertades” mediante sanciones desproporcionadas a quienes practiquen la protesta pacífica en la calle.

La Coordinadora considera que la finalidad de esta ley es “amordazar a la sociedad e intentar impedir la expresión de rechazo” a la política del Gobierno, generando un conjunto de medidas “legislativo-represivas” para protegerse de la crítica ciudadana “una vez desmantelados los servicios públicos para ser entregados al capital especulativo”.

Para los convocantes, el hecho de que el Ministerio del Interior tenga plenas competencias para multar con hasta 600.000 euros las acciones que considere sancionables sin control judicial alguno, hace que “el Gobierno anule totalmente la separación de poderes”, constituyendo a la Policía en “juez y parte”.

Sin embargo, la Coordinadora 25S concluye en su comunicado con que “las leyes-mordaza, las políticas represivas en general, no frenarán el clamor popular contra la corrupción, los recortes y la involución democrática”, y esperan una afluencia masiva de manifestantes llegados a Madrid desde toda España, muchos de ellos en viajes organizados en autobús desde algunas ciudades españolas.