El Gobierno prohíbe los desahucios y la subida masiva de los alquileres

El Gobierno prevé ampliar la prohibición de desahucios y las subidas abusivas en los contratos de alquiler de vivienda hasta, por lo menos, enero de 2021. Esto se aprobará en la reunión del Consejo de Ministros que se celebrará el martes día 29 de noviembre en el Palacio de la Moncloa. Estas dos medidas pertenecen al llamado “escudo social”, ya iniciado en marzo, y que tiene como objetivo mitigar las críticas consecuencias de la crisis económica producida por la pandemia, especialmente en los colectivos más vulnerables.


El Gobierno decide así sobre la prórroga de la prohibición de los desahucios en iguales condiciones que el Real Decreto-Ley, aprobado ya en marzo, hasta el día 31 de enero de 2021. Respecto a la vivienda, se facilitará una prórroga de los contratos de alquiler con la intención de evitar subidas abusivas. También, bancos y fondos buitre se verán obligados a decidir entre reducir el 50% el alquiler o reestructurar la deuda en, por lo menos, un plazo de tres años.
Asimismo, continúan las negociaciones para ampliar otras medidas de cobertura de suministros básicos como son la luz, el agua y el gas. Aún se están debatiendo, pero no se descarta que pueda haber un acuerdo próximo. Estas decisiones están siendo defendidas en el seno del Gobierno por la Vicepresidenta de Derechos Sociales y Agenda 2030. Fue Pablo Iglesias quien incitó a Pedro Sánchez a dar luz verde a estas medidas recogidas en el ya mencionado “escudo social” durante el inicio de la pandemia, y quien continúa con la idea de alargarlas en el tiempo. El documento que PSOE y Unidas Podemos crearon de forma conjunta ya contemplaba la necesidad de prorrogar algunas de las medidas, como las moratorias de desahucios, la imposibilidad de corte de suministros básicos y el apoyo al pago de deudas relacionas con la vivienda. Sin embargo, dicho documento no constaba de fecha alguna.
Así pues, estas medidas se debatirán en la mesa del consejo de ministros junto a la ampliación de los ERTE hasta el 31 de enero, aunque el gobierno estima que deberían ser ampliadas, al menos, durante todo el próximo año.