El PP reconoce que el cambio de sede se debe también a su precaria situación económica

Pablo Casado, presidente del PP, anunció el pasado miércoles que el partido conservador se mudaba y abandonaba su sede de la calle Génova en Madrid, como ya anunció Público en septiembre de 2020. «Cambiaremos la sede nacional del PP de ubicación, pues no debemos seguir en esta sede, cuya reforma está siendo investigada en los tribunales», dijo Casado.

Sin embargo, dos días después el portavoz nacional del PP, y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha reconocido ante las cámaras de Telecinco que la mudanza del PP no se debe sólo a la corrupción, sino que también «influyen cuestiones logísticas o económicas».