Imputada una alcaldesa de Ciudadanos por empadronar y desempadronar vecinos para ganar las elecciones del 26M

La Fiscalía Provincial de Madrid ha incoado diligencias de investigación penal a la alcaldesa de La Acebeda, Rosa García Blanco, candidata de Ciudadanos, acusada por los vecinos de la localidad de un delito electoral por empadronar familiares y desempadronar irregularmente a personas con probable voto contrario a su formación.

La denuncia ante la Junta Electoral y el Defensor del Pueblo fue interpuesta por vecinos afectados contra la alcaldesa -que en 2015 se presentó con el PP y ahora encabeza la candidatura de Ciudadanos a las elecciones del 26 de mayo- tras percatarse de las modificaciones en el padrón municipal, dando de baja a ciudadanos del municipio y empadronadando a otros en un camping «cerrado por ruinas».

Según los denunciantes, la regidora pretendía con estos movimientos manipular los resultados de las elecciones municipales a su favor.

En las pasadas elecciones generales del 28 de abril, saltó la voz de alarma entre los habitantes de este municipio cuando cerca de una veintena que había acudido a votar no pudieron hacerlo al no encontrarse inscritos en el padrón. Fue una de las incidencias registradas que se elevó a la Junta Electoral pues se desconocían los motivos de por qué estos vecinos no estaban en el listado.

En concreto, se dio de baja a 15 vecinos mientras que, por otro lado, se procedió a empadronar a otros 31, entre los que están varios familiares de la alcaldesa que «no viven en La Acebeda» y otros 16 nuevos residentes «cuyo nuevo domicilio es un camping que se cerró a finales de 2017». De hecho, algunos vecinos alertan de que recibieron visitas por parte de la Administración que certificó que no vivían allí.

Algunos vecinos a través de un escrito difundido por redes sociales acusan a la regidora de tender «un plan con la complicidad de sus familiares y amigos y otros a los que ha prometido soluciones a sus demandas con la promesa de que si la votan a ella les favorecerán».

«Su plan es casi perfecto, se deshace de los que probablemente no la voten dándoles de baja de oficio en el censo por inscripción indebida y evitando informarles con tiempo para que no reclamen y a la vez empadronando a familiares y amigos que ni han vivido ni viven en el pueblo. Incluso ella misma sigue viviendo la mayor parte del año en otro municipio, como sus padres que viven en Buitrago», han criticado.

Asimismo, los vecinos se preguntan «quiénes son los nuevos 33 empadronados en La Acebeda». Todo formaría parte de un plan que, a su juicio, «lleva urdiendo desde hace más de un año» la regidora para ganar las elecciones del próximo 26 de mayo.


more recommended stories