La UE se salta sus propias sanciones y compra gas ruso

Las empresas de la UE podrían eludir la exigencia de Rusia de recibir los pagos del gas en rublos sin infringir las sanciones si pagan en euros o dólares que luego se convierten a la moneda rusa, según dijo el viernes la Comisión Europea.

Las empresas también tendrían que buscar condiciones adicionales en las transacciones, como una declaración de que consideran sus obligaciones contractuales completas una vez que hayan depositado las monedas no rusas.

Moscú ha advertido a Europa que se arriesga a que le corten el suministro de gas si no paga en rublos. En marzo emitió un decreto en el que proponía que los compradores de energía abrieran cuentas en Gazprombank para realizar los pagos en euros o dólares, que luego se convertirían en rublos.

La Comisión dijo a principios de este mes que el decreto corría el riesgo de infringir las sanciones de la UE, ya que pondría la realización efectiva de la compra -una vez convertidos los pagos a rublos- en manos de las autoridades rusas.

Sin embargo, en un documento consultivo enviado a los Estados miembros el jueves, la Comisión dijo que la propuesta de Moscú no impide necesariamente un proceso de pago que cumpla con las sanciones de la UE contra Rusia por el conflicto de Ucrania.

El consejo de la Comisión no es jurídicamente vinculante, pero es un intento de orientar el debate mientras los Estados miembros resuelven cómo pueden seguir pagando el gas ruso.

Bruselas dice en el documento que hay opciones que podrían permitir a las empresas seguir pagando legalmente por el gas.


«Las empresas de la UE pueden pedir a sus homólogas rusas que cumplan sus obligaciones contractuales de la misma manera que antes de la adopción del decreto, es decir, depositando la cantidad debida en euros o dólares», decía el documento.

Sin embargo, el procedimiento para obtener exenciones de los requisitos del decreto aún no está claro, dijo.

Antes de realizar los pagos, los operadores de la UE también podrían hacer una declaración clara de que consideran que sus obligaciones contractuales se completan cuando depositan euros o dólares en Gazprombank, en lugar de hacerlo más tarde, después de que el pago se convierta en rublos, según el documento.


«Sería aconsejable buscar la confirmación de la parte rusa de que este procedimiento es posible según las normas del decreto», decía el documento.

Un portavoz de la Comisión Europea dijo que las empresas debían atenerse a la moneda acordada en sus contratos con Gazprom, el 97% de los cuales son en euros o dólares.

El régimen de sanciones de la UE no prohíbe a las empresas abrir cuentas en Gazprombank ni entablar contactos con el banco para intentar buscar una solución, según el documento.