El ministro Garzón apunta al «silencio cómplice» del entorno del rey emérito y asesoría técnica para sus presuntas operaciones

El ministro de Consumo y líder de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha apuntado este viernes que el rey emérito necesitó contar con el «silencio cómplice» de su entorno y asesoría técnica para las presuntas operaciones que están destapando informaciones periodísticas.

En un comentario en su cuenta de Twitter, Garzón ha subrayado que es «literamente imposible» que Don Juan Carlos pudiera llevar a cabo las complejas operaciones fiscales que se están investigando «sin al menos el silencio cómplice de mucha gente de su entorno», además de contar con asesoría técnica.

El ministro ha deslizado esta idea tras conocer la información de El Confidencial que apunta que el rey emérito habría recibido un ático en Londres tras su abdicación que acabó vendiendo para recibir el dinero.

Durante los últimos días, Garzón ha publicado varios comentarios respecto a la situación de Juan Carlos I. «Si se está investigando un caso de corrupción que implica la existencia de una densa red de clientelismo, amiguismo y comisiones ilegales en torno al que fuera jefe de Estado y sus operaciones financieras, se me antoja ‘extraño’ que los medios lo llamen ‘caso Corinna'», dijo hace tan solo tres días.