Muere Julio Anguita, a los 78 años, el líder que comandó IU al mejor resultado de su historia

Frente Cívico se personará como acusación particular en el caso Nóos

El histórico dirigente de Izquierda Unida (IU) y exalcalde de Córdoba, Julio Anguita, ha muerto este sábado pasadas las 11 horas a la edad de 78 años después de que hace una semana fuera ingresado en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Reina Sofía de Córdoba tras sufrir una parada cardiaca.

En el último parte médico publicado ayer viernes sobre su estado de salud, el centro sanitario explicó que el exlíder izquierdista se encontraba en estado “crítico”.

Frente Cívico se personará como acusación particular en el caso NóosEl actual coordinador general del partido, Alberto Garzón, ha expresado su incredulidad y su pena por el fallecimiento de Anguita en Twitter. “Aún no me lo puedo creer. Sigo llorando y no sé cuándo dejaré de hacerlo”, ha escrito. Con su desaparición, “hemos perdido al más grande. Nuestro amigo, nuestro camarada”. “Has sido y serás la inspiración de muchos. Gracias por tu ejemplo. Seguimos tu lucha. Descansa en paz”, ha concluido Garzón.

Anguita sufrió una parada cardiorrespiratoria en su vivienda hace una semana y una dotación del servicio sanitario 061 lo reanimó e intubó antes del traslado de urgencia al hospital. No era la primera vez que sufría problemas de corazón. Tuvo un infarto en Barcelona en plena campaña electoral en 1993 y otro en Córdoba cinco años después, mientras que en el 2009 y el 2014 también ingresó por problemas cardíacos en Cádiz y Salamanca, respectivamente. Incluso publicó ‘Corazón rojo. La vida después de un infarto’, donde relataba su propia experiencia tras sufrir este problema de salud.

Más de dos millones de votos en 1993 y 1996

Con Anguita, los comunistas resucitaron de sus cenizas y alcanzaron sus mayores éxitos logrando más de dos millones de votos en las elecciones generales de 1993 y 1996. «Programa, programa, programa», era una de las frases más repetidas del político malagueño para dejar claro que lo primero eran las señas de identidad de la formación y que los acuerdos con otras formaciones, como el PSOE, debían ser siempre puntuales y concretos.