Podemos exige la paridad real en las instituciones públicas y retirar el dinero público de las que no cumplan antes de 4 años

En el marco del espíritu del 8M y de cara a su programa para las elecciones generales del 28 de abril, la formación política Podemos ha anunciado una medida para conseguir la paridad real y efectiva en todas las instituciones del Estado, así como en las instituciones financiadas con dinero público.

La propuesta implica modificar la Ley orgánica 3/2007 de igualdad entre mujeres y hombres “para pasar del puro fomentar y recomendar a exigir: es decir, cumplir la ley, una ley que se parece a la España que ya somos”. Para adaptarse a la exigencia de la ley, los organismos tendrán un plazo de cuatro años, en caso de no alcanzar la paridad en ese tiempo, les sería retirado el dinero público que reciben.

Según expresa la formación morada, una sociedad que ya es feminista requiere de unas instituciones que también lo sean y se sitúen a la altura de lo que las mujeres exigen en las calles. Asumiendo que no hay cierre de la brecha de la desigualdad sin redistribución de poder, la formación entiende que tanto la Administración como las instituciones que la ciudadanía sostiene con dinero público tienen que parecerse al país real, y España es feminista, afirman.

La medida, que será parte del programa electoral para los comicios del 28 de abril, ha sido anunciada este lunes tras el Consejo de Coordinación del partido a cargo de los portavoces de Podemos Noelia Vera y Pablo Echenique.

“Se trata de una propuesta de cara a las elecciones generales que busca reclamar la paridad no como una recomendación sino como una obligación que tiene recoger el sentir feminista, mediante el cual las mueres decimos que tenemos que tener presencia en los espacios de toma de decisiones”, ha explicado Noelia Vera.

“Lejos de las recomendaciones, proponemos que la paridad sea una obligación por ley en un plazo máximo de 4 años en todos los organismos públicos”, también en aquellos que son independientes pero que viven financiados gracias a una subvención enorme de dinero público, como por ejemplo es el caso de la Real Academia Española de la Lengua (RAE).

“Es un bochorno que en 2019 veamos cómo instituciones como la RAE, que se supone que deber recoger el sentir del lenguaje que usa la sociedad, tenga solamente 8 puestos femeninos de un total de 46 en sus sillones de decisión. Entendemos que esto tiene que cambiar”, ha detallado Vera en rueda de prensa tras el Consejo.

La medida de Podemos persigue la paridad real en los órganos públicos, especialmente en aquellos órganos que son clave en la Administración Pública, como por ejemplo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Según datos de 2018, las mujeres ya son el 53% de la judicatura, una proporción que no se traslada a las instancias más altas de la Justicia española. Por ejemplo, en la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo no hay ninguna mujer entre los 13 miembros, en el Tribunal Constitucional solo el 17% de los miembros son mujeres y de los 21 miembros del órgano del CGPJ, contando con la presidencia, solo hay 9 mujeres.

Para atenuar esta situación real de desigualdad que pervive en España, la medida paritaria propuesta por Podemos será especialmente exigente con los plazos y detalla que en organismos financiados con dinero público el plazo para cumplir la Ley orgánica 3/2007 de igualdad entre mujeres y hombres sea de 4 años. De no cumplirse este plazo la medida pondría fin al dinero público destinado a estas instituciones.