La asociación ultracatólica Hazte Oír ya no es ‘de utilidad pública’ y perderá sus privilegios: Interior anula la declaración por su autobús transfóbico

El Ministerio del Interior ha revocado la declaración de utilidad pública a la asociación Hazte Oír por considerar que su polémica campaña tránsfoba supone una falta de respeto y un menosprecio a otras opciones que no comparten sus ideas.

En una resolución, Interior entiende que lejos de promover el interés general, Hazte Oír realizó una campaña con amplia difusión que, “aun estando amparada por la libertad ideológica y de expresión o difusión de tales ideas” incumplió el requisito de promover el interés general, como así fue declarada en 2013.

Hazte Oír lanzó en 2017 una campaña con un autobús con el lema Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo.

“Tan explícito mensaje contraviene, en efecto, el interés general, impregnado de los criterios de tolerancia hacia la diversidad de una sociedad plural, y de respeto a la dignidad de las personas”, indica la resolución de Interior.

Hasta la llegada del PSOE al Gobierno, el Partido Popular había defendido por activa y por pasiva que la asociación ultracatólica era de interés público.

El lobby homófobo y tránsfobo apostó por Pablo Casado en las primarias del PP por su línea dura y por considerar que Soraya Sáenz de Santamaría, la derrotada candidata de Rajoy, promovía un partido “sumiso a la izquierda”.

Interior insiste en que resulta “incompatible” con la condición de utilidad pública que una asociación que goza de este beneficio legal realice actuaciones que “producen objetivamente el efecto de denigrar o minusvalorar otras concepciones sobre la familia, la identidad de género, la educación de la infancia, etc.”.

Una pluralidad y diversidad, añade el escrito, “cada vez más presentes en nuestra sociedad”, por lo que la falta al respeto y consideración ofende “a un amplio sector de la comunidad que no comparte el tradicional enfoque de estos temas que profesa Hazte Oir”.

Acceso a subvenciones y beneficios fiscales

Las asociaciones declaradas de utilidad pública gozan de ventajas frente a las que no lo son, como la de presentar una mayor puntuación a la hora de optar a las subvenciones públicas o el acceso a importantes beneficios fiscales, ya que se pueden deducir las cuotas de socios y donantes en el IRPF o en el Impuesto de Sociedades.

Autobús-Hazte OírEn este sentido, Hazteoir no pagaba el IBI de sus inmuebles, no tributaba aquellas actividades realizadas con carácter de servicio social y estaba pagando menos impuestos por los beneficios económicos que obtiene de sus actividades.

Además, sus donantes –importantes para la asociación ultracatólica que se jacta de financiarse a través de donaciones– podían beneficiarse de deducciones fiscales y desgravarse en el IRPF el 75% de los primeros 150 euros que aportaban.

Contra esta orden ministerial de revocación de la declaración de utilidad pública, la asociación ultra ya ha anunciado que recurrirá alegando que se trata de una “persecución política e ideológica”.


more recommended stories