Marruecos archiva la causa contra la activista Helena Maleno, que se enfrentaba a cadena perpetua por auxiliar a migrantes en peligro en el mar

Se enfrentaba a una posible condena de cadena perpetua acusada de tráfico de personas tan solo por su labor de avisar a Salvamento Marítimo español y a la Marina Marroquí cuando tenía conocimiento de que una patera se hallaba en dificultades en el mar en el Estrecho de Gibraltar.

Se trata de Helena Maleno, defensora de los derechos humanos y activista de la ONG Caminando Fronteras, investigada desde hace año y medio por un tribunal de Tánger que ahora ha procedido a archivar la causa contra ella.

La decisión judicial sigue la línea del juzgado de instrucción, que ya había archivado el caso el 12 de diciembre de 2018. Ahora, tras la vista de apelación, «la justicia marroquí ha confirmado la decisión del juez instructor y ha indicado, de nuevo, que no existen indicios de delito contra Maleno».

«Confié en la justicia del que es también mi país, Marruecos, y hemos ganado esta batalla. En un momento en que la defensa de derechos de personas migrantes se encuentra criminalizada en todo el mundo, y especialmente en Europa, el archivo de la causa resulta una noticia ejemplar para seguir realizando nuestra labor», ha declarado la activista

Helena era investigada por un presunto delito de tráfico de seres humanos y favorecimiento de la inmigración ilegal por su labor de auxilio a personas a bordo de pateras en el Mediterráneo Occidental. De haber prosperado la causa, podría conllevar penas de prisión e, incluso, cadena perpetua, debido a una investigación iniciada en 2012 por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (UCRIF) de la policía española.

Según Caminando Fronteras, dicha investigación buscaba relacionar las llamadas que la defensora recibe de personas a la deriva y las alertas que realiza a los servicios de rescate marroquíes, españoles y argelinos; con las mafias de tráfico de personas.

«Más de un año con la incertidumbre y la angustia de saberse perseguida por hacer lo correcto ha causado estragos en su vida y en la de sus seres queridos. El archivo de la causa es el primer paso para que este daño empiece a ser reparado, pero aún queda un largo camino para que se le restituyan todos los derechos», han explicado desde su equipo jurídico.

Caminando Fronteras, organización de la que forma parte Helena Maleno, ha expresado su agradecimiento a todas las personas que bajo el lema ‘Defendiendo a Maleno’ han apoyado a Helena.

«Queremos dar las gracias a nuestras abogadas, organizaciones, periodistas, comunidades migrantes, organismos internacionales y personas solidarias conscientes de que la criminalización de la defensa de los Derechos Humanos significa un retroceso democrático», ha indicado la organización. Para Caminando Fronteras, «defender a Helena Maleno es defender a todas las personas y colectivos que día con día velan por los derechos de las personas migrantes».


more recommended stories