Willy Toledo se sentará en el banquillo por ‘cagarse’ en Dios aunque la Fiscalía ahora pide archivar la causa

Aunque la Fiscalía ha cambiado ahora de criterio y pedido que se archive la causa, el juez ha decidido abrir juicio oral contra Willy Toledo, que se sentará en el banquillo por ‘cagarse’ en Dios y la Virgen en la red social Facebook, tras ser denunciado por la ultracatólica Asociacion Española de Abogados Cristianos.

En su auto, el titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, decreta apertura de juicio oral para Willy Toledo por un delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos y otro de obstrucción a la Justicia, por negarse Toledo a comparecer ante el juez .

Por estos delitos, la Asociación Española de Abogados Cristianos, que ejerce de acusación en la causa y fue la que inició el procedimiento, pide 22 meses de multa para Toledo.

Sin embargo, la Fiscalía se pronuncia a favor de archivar la causa contra Willy Toledo, un cambio de criterio que contrasta con el mantenido a lo largo de la causa, ya que incluso pidió al juez que ampliase la investigación a más mensajes de Toledo.

En su escrito, la fiscal explica que los comentarios por los que Willy fue procesado “pueden ser considerados de dudoso gusto, desabrido y sin duda irrespetuoso con los sentimientos de los que profesan la religión católica pero no puede mantenerse que constituyan un delito de escarnio”.


Sobre todo, dice la fiscal, porque “la intencionalidad de los mensajes no puede desvincularse del contexto en el que se publicaron”, que tres mujeres iban a ser juzgadas por un delito contra los sentimientos religiosos por organizar la procesión del Coño Insumiso en Sevilla.

Según la Fiscalía, el contenido del mensaje de Willy Toledo responde a la opinión que tenía sobre dicho procedimiento, quedando enmarcado en la libertad de expresión.

Al no acusar ya la Fiscalía, Toledo irá a juicio solo con la acusación particular que ejerce Abogados Cristianos. El juicio se celebrará en un juzgado de lo Penal de Madrid que aún no ha sido designado.

En su auto, el juez impone a Toledo, que llegó a ser detenido por la Policía tras negarse a comparecer en dos ocasiones en el juzgado, el pago de 500 euros por los daños y perjuicios causados. El mismo actor ya había avisado previamente de que no acudiría a declarar a esa “farsa” judicial por la denuncia de la que considera “una organización fundamentalista de extrema derecha”.

Juzgado “por decir dos tacos”

Toledo fue denunciado por dicha asociación a raíz de varios comentarios difundidos en Facebook en julio de 2017, en los que tildaba de “energúmena” a una jueza de Sevilla que decidió abrir juicio oral a tres mujeres acusadas de un presunto delito contra los sentimientos religiosos, por llevar a cabo una procesión con una gran vagina, que llamaron “la procesión del coño insumiso”.

“Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso”, dijo entonces el actor en su perfil de la red social.

El juez consideró que los mensajes, que Toledo publicó el 5 de julio, “contienen frases potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes” y consideró que había “motivos suficientes” para procesarle.

Ante la apertura de juicio oral, el abogado de Toledo, Endika Zulueta, ha lamentado en declaraciones a la prensa que en España haya una legislación “que facilite que una persona pueda estar sentado en el banquillo simplemente por decir dos tacos”, y ha acusado a la Fiscalía de vivir “en una contradicción” por denunciar a Toledo y luego pedir su archivo.


Willy Toledo_Dios