El PP beneficia a las eléctricas con un nuevo «impuesto al sol» aprobado el Día del Medioambiente

Discriminatorio, inconstitucional, atentado contra las libertades individuales y la eficiencia energética. Así califica la Unión.