Se triplican los menores de 35 años en paro: la ‘fuga de cerebros’ es inevitable

España pierde a su generación mejor formada. La tasa de paro correspondiente a los menores.