Juan Carlos I ofreció a Manos Limpias dos millones de euros “en cash” para que se retiraran del caso de la infanta Cristina, según una grabación

“Dos millones de euros y, aparte, todos los gastos que haya habido y que sean.