Un periodista manda un mensaje oculto contra el presidente de Prisa en un artículo de El País

A modo acróstico, ligando las primeras letras de cada una de las frases del texto.