Anticorrupción pide reabrir el ‘caso Gürtel’ para imputar a Camps por prevaricación tras ser señalado por los testigos

Hasta ahora parecía que el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps había logrado librarse de su responsabilidad en el ‘caso Gürtel’ a pesar de haber sido señalado directamente por su número 2 en el PP de la comunidad, Ricardo Costa, como el máximo responsable del partido en la trama de corrupción para la financiación ilegal, sin embargo, la reapertura del caso podría cambiar la situación.

>

Camps_F1En concreto, lo que pretende Anticorrupción es que se investigue una adjudicación con fecha de 30 de diciembre de 2008 por parte del Gobierno valenciano, presidido en esos momentos por Camps, por un posible delito de prevaricación el cual no estaría prescrito porque no han transcurrido todavía los diez años de plazo.

Se pretende indagar acerca de las eventuales indicaciones que la entonces directora de Promoción Institucional de la Generalitat Valenciana, Dora Ibars -que sí está acusada por estos hechos- recibió de sus superiores para adjudicar la contratación en los términos en los que lo hizo, dado que su puesto de trabajo dependía directamente de Presidencia.

>
Declaraciones y pruebas de la responsabilidad de Camps

La Fiscalía toma esta decisión basándose en la versión prestada durante la vista oral por el exsecretario general del PPCV Ricardo Costa, ya condenado a cuatro años de prisión por estos hechos y quien declaró que fue Camps el que decidió contratar con la empresa de Correa para organizarlos actos de campaña de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y generales de un año después.

>

Sin embargo, Francisco Camps no pasó por el banquillo y la sentencia no emitió pronunciamiento alguno sobre las posibles responsabilidades de este en la financiación irregular del PP valenciano, aunque dio total credibilidad a las confesiones de Costa, que también señaló al exvicepresidente de la Generalitat Víctor Campos, como responsable de esta dinámica.

El magistrado José María Vázquez Honrubia expuso en su resolución del pasado mes de junio que los hechos enjuiciados se remontan a 2007 y 2008 y que las declaraciones que prestaron tanto Camps como Campos en el juicio en calidad de testigos fueron «infructuosas» puesto que «nada saben, nada recuerdan, nada conocen». (Postdigital/Agencias)