Cifuentes renuncia a su polémico máster con una carta al rector de la URJC en la que culpa a la universidad de todas las sospechosas irregularidades

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha renunciado a su polémico máster mediante una carta remitida al rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, en la que echa balones fuera y culpa a la universidad de las irregularidades que rodean tanto el curso como su propia obtención del título, alegando que son “ajenas” a ella.

Cifuentes se desentiende del acta falsificada

En el ámbito de esas presuntas irregularidades, Cifuentes destaca el acta del Trabajo Fin de Máster (TFM), de la que dice que desconoce “por completo su origen y contenido” y que le fue remitida directamente por la secretaría del rector el pasado 21 de marzo a las 17.36 horas, procediéndose por parte del rector, un cuarto de hora después, a dar instrucciones para abrir una Información Reservada al existir dudas sobre su contenido.

Excusas sobre el modo irregular de cursar el máster

Cifuentes culpa también a la universidad de las condiciones ventajosas y excepcionales en las que cursó su máster –matriculándose mucho después de haber empezado, sin ir a clase, las supuestas revisiones de su trabajo vía email, etc. –, asegurando que cuando se matriculó ella pensaba que tendría tiempo para cursarlo pero que su nombramiento como delegada del Gobierno en Madrid alteró su agenda, y que por eso la universidad le facilitó que prosiguiera sus estudios en “unas condiciones flexibles para una persona que a partir de ese momento tenía obligaciones que le impedían seguir el mismo régimen académico que el resto de alumnos”.

>

«No consideré entonces que las condiciones establecidas por la Universidad para realizar el máster, a pesar de mis dificultades personales, pudieran ser consideradas por alguien como un agravio. Ni que se pudieran sentir perjudicados aquellos alumnos cuyas condiciones personales les permitían seguir estrictamente el régimen académico ordinario, lo que no ocurría en mi caso. Tampoco consideré que podía haber motivo de agravio para nadie, puesto que la posesión de este máster no me ha reportado beneficio ni ventaja profesional de ningún tipo», explica en la carta pidiendo “disculpas” a quien haya podido sentirse agraviado.

A pesar de que el máster en cuestión estaba relacionado con el cargo que ocuparía después como presidenta de la Comunidad de Madrid por su contenido en Derecho Autonómico, Cifuentes asegura que no le ha facilitado promoción alguna en ningún ámbito laboral ni político y que pretende sacar ventaja de esta titulación.

Por ello, comunica «formalmente» al rector su decisión de renunciar a la utilización del título expedido por la Universidad, «solicitando que dicha renuncia sea considerada con carácter inmediato, a los efectos oportunos». (Postdigital/Agencias)

Carta íntegra de Cifuentes al rector de la URJC