Los pensionistas vuelven a tomar las calles para blindar las pensiones

Representantes de las organizaciones que conforman la Mesa Estatal por el blindaje de las Pensiones (MERP) se han concentrado esta tarde en la Plaza del Museo Reina Sofía de Madrid para exigir la protección de las pensiones en la Constitución y evitar la pérdida de poder adquisitivo.


Los manifestantes recorrieron las calles Carretas, Jacinto Benavente y Atocha de la capital madrileña hasta llegar a la Plaza del Museo Reina Sofía, donde leyeron un manifiesto en el que se pide la «prohibición expresa» de que cualquier gobierno pueda «recortar o privatizar, total o parcialmente» el Sistema Público de Pensiones y que «se incluya como obligación constitucional el mantenimiento del poder adquisitivo real de las pensiones públicas».

«Nos sentimos cada vez más apoyados, empezamos con once organizaciones y ahora somos cada vez más diversos porque esto tiene que convertirse en un clamor social y en una necesidad», dijo a los medios un portavoz de una de las plataformas.

Los organizadores han destacado el amplio movimiento que se ha generado en torno a la reivindicación de las pensiones públicas y han destacado la participación en la movilización de este sábado de miembros de numerosas plataformas que han llegado a Madrid en 15 autobuses.

«Somos más de 360 organizaciones, muchas de ellas a nivel estatal, pero hay organizaciones regionales y locales que han hecho un gran esfuerzo para estar aquí, ha habido una muy buena respuesta de los compañeros», dijeron los organizadores.

Para la plataforma es fundamental, «en un momento en el que se está discutiendo la reforma de las pensiones, prohibir explícitamente la privatización de las pensiones en la Constitución». «Esto es algo que nos une a todos», dijo uno de los miembros de la organización.


Durante la marcha, los manifestantes llevaban pancartas alusivas a sus reivindicaciones con mensajes como: «Pensionistas. Solidaridad entre generaciones» o «Si se ha protegido la deuda, por qué no las pensiones».

En toda España
Se celebraron manifestaciones en otras ciudades españolas, como Barcelona, donde unas 500 personas se manifestaron contra las reformas que perjudicarían a los pensionistas. La manifestación, organizada por Marea Pensionista, comenzó en la plaza Catalunya y los participantes se trasladaron a la plaza Sant Jaume para protestar frente al Palau de la Generalitat y el Ayuntamiento.

Algunos manifestantes portaban pancartas con los mensajes «Tu pensión es un derecho, no un regalo» y «Jubilación anticipada sin penalizaciones». La manifestación ha criticado la «cascada de nuevos recortes que, de confirmarse, harían palidecer los recortes de la reforma de 2013», ha dicho la organización en un comunicado. En el comunicado, la organización pide al Gobierno que retire este proyecto de ley para evitar el «empobrecimiento y la privatización» de las pensiones.

En Pamplona, unas 700 personas participaron en la manifestación que partió de la Plaza de Baluarte, precedida por una pancarta con el lema ‘En defensa del sistema público de pensiones’. Los manifestantes, organizados en tres columnas distintas, corearon consignas como «Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden», «Derogación de la reforma de las pensiones» y «Brecha salarial, brecha de pensiones».


«Se está reduciendo el sistema público de pensiones a un sistema asistencial de subsistencia para promover los planes de pensiones privados», criticaron los organizadores de la manifestación.

En declaraciones a los medios de comunicación antes del acto, Benito Uterga, en representación de los colectivos convocantes, criticó que «lo último que se ha puesto sobre la mesa es que las pensiones no subirán conforme al IPC real, como se nos prometió, sino que lo harán por la media de los 12 meses anteriores, con lo que la pérdida de poder adquisitivo que puede producirse este año es inmensa».