La portavoz de la PAH acusa de criminal y cínico al representante de la banca

La  portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), Ada Colau, respondió este lunes por la tarde en la Comisión de Economía del Congreso a las palabras del secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Javier Rodríguez Pellitero, acusándole de cínico y “criminal”.


Pellitero, en su intervención previa, había defendido el sistema hipotecario español diciendo que la legislación española es “estupenda”, pasando con ello por alto la tragedia diaria de las familias españolas afectadas por esta legislación, algo por lo que la portavoz de la PAH ha dicho sentirse profundamente ofendida.

Ada Colau portavoz de la PAH“Decir eso cuando hay personas que se están quitando la vida como consecuencia de esta criminal ley… Les aseguro que no le he tirado un zapato a este señor porque creía que era importante quedarme aquí para decirles lo que les estoy diciendo, pero este señor es un criminal y como tal deberían ustedes tratarle”, ha expresado Colau con los ojos humedecidos.

Tras la intervención de la portavoz de la PAH, el presidente de la comisión, Santiago Lanzuela (PP), ha definido como muy grave la acusación de ésta y le ha instado a retractarse de sus palabras para que fueran retiradas del acta de la sesión, a lo que Colau se ha negado con un escueto “no voy a hacerlo”. Lanzuela ha amenazado con suspender la sesión si “vuelve a decir eso”.

El presidente ha expresado también en nombre de los presentes su incomodidad por lo que él ha llamado “amenazas” a los diputados por parte de Colau, cuando ésta les ha comunicado que los ciudadanos, tras “agotar todas las vías que ofrece el sistema”, “les señalarán en la calle” si no apoyan las exigencias de mínimos recogidas en la ILP presentada por la PAH.


Desmarcándose de las palabras del presidente de la comisión, el diputado de Izquierda Plural, Joan Coscubiela, ha aclarado a Lanzuela que no debe “hacerse eco” hablando en nombre del conjunto de la comisión, añadiendo que “este Congreso en ocasiones se estira mucho de los pelos cuando oye algunas palabras y, en cambio, muy poco cuando ve el sufrimiento de la gente”. Ante los intentos de Lanzuela por hacerle callar, Coscubiela ha respondido: “quiero dejar claro que en ningún caso me he sentido amenazado”, que la portavoz se ha expresado “de manera totalmente pacífica” y “que yo no me siento representado” por las palabras del presidente. “No quisiera que el silencio, como en otras ocasiones, pudiera ser interpretado como aceptación”, ha concluido Coscubiela.

Colau ha lamentado también que no hubiera magistrados presentes y ha expresado su sorpresa de que no estuviera prevista la comparecencia en la sesión de ningún miembro del poder judicial, a pesar de haber sido solicitado y de parecer del todo lógico, ya que “después de la movilización ciudadana, si alguien ha actuado públicamente han sido sólo algunos jueces”.

“Aquí estamos ante una estafa generalizada”, ha dicho con rotundidad la portavoz, “porque en este país no es verdad que se haya hecho esa acción como una acción libre e informada”, ya que en España “se ha jugado con una necesidad básica de la población” y, por medio de unas “políticas públicas muy concretas”, “no se ha dejado a la población más opción que la del sobre-endeudamiento”, sin acceso a un mercado regulado de alquiler, al contrario que en el resto de países del entorno de Europa.

Colau ha acusado a las administraciones públicas de haber hecho un “grandísimo negocio” durante algunos años, a las entidades financieras, constructoras e incluso al colectivo de notarios, al que ha señalado de estar “bajo sospecha”, añadiendo que no están asumiendo ninguna responsabilidad por los “efectos devastadores” de sus actuaciones.