Sin acuerdo en Cádiz, columnas de trabajadores del metal demuestran su fuerza en la tercera jornada de huelga indefinida

Tercer día consecutivo de huelga indefinida y protestas en la ciudad de Cádiz. Las protestas del día comenzaron alrededor de las ocho de la mañana.

Al grito de «¡Guerra, guerra, guerra!», los trabajadores del metal reunidos en la fábrica de Navantia Cádiz volvieron a bloquear la carretera industrial. Los piquetes encendieron dos enormes hogueras y lanzaron un vehículo contra una de ellas. El coche, cogido por los propios trabajadores dentro del aparcamiento de Navantia, ardió provocando una pequeña explosión.
Los piquetes de información dan gritos de ánimo a algunos trabajadores. «Debemos apoyar a los compañeros», gritaban algunos de ellos.



La huelga de los trabajadores del metal en Cádiz continuó después de que empresarios y sindicatos no alcanzaran un preacuerdo en Sevilla. Tras doce horas de reuniones las espadas siguen en alto, aunque ambas partes seguirán discutiendo este jueves un posible punto de encuentro para allanar el camino.

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Trabajo, había convocado una reunión de urgencia de patronal y sindicatos el miércoles en Sevilla para desbloquear la negociación del convenio del sector metalúrgico, lo que ha provocado movilizaciones en Cádiz convocando una huelga indefinida en el sector.


Por el momento no hay acuerdo. Hay que recordar que el pasado viernes ambas partes ya estaban en Sevilla para parar la huelga.

La Consejería de Trabajo había convocado a empresarios y sindicatos a una reunión en la capital para forzar un acuerdo con el objetivo de reabrir las negociaciones del convenio colectivo. Tras más de ocho horas de debate, el resultado también fue negativo y se convocó una huelga indefinida.

Este jueves se cumple el tercer día de huelga indefinida y se espera que los piquetes vuelvan a actuar.