Singapur cobrará el tratamiento a los pacientes que se negaron a vacunarse

Las autoridades advierten de que las personas no vacunadas generan un gasto desproporcionado de los recursos sanitarios.
Las autoridades de Singapur han anunciado que, a partir del 8 de diciembre, dejarán de cubrir los gastos médicos de los pacientes que se nieguen a ser vacunados, excepto aquellos que no puedan serlo por razones médicas o de edad.

«En la actualidad, las personas no vacunadas representan una gran proporción de las que requieren cuidados intensivos y contribuyen de forma desproporcionada a la carga de nuestros recursos sanitarios», señaló el Ministerio de Sanidad en su página web.

>

En las últimas tres semanas, los contagios en la ciudad-estado se han estabilizado en unos 3.000 al día, el 99% de los cuales son leves o no presentan síntomas gracias a una tasa de vacunación del 85%.

Sin embargo, las autoridades temen que un aumento de las infecciones pueda saturar las unidades de cuidados intensivos, que ya están al 70% de su capacidad.

Para aumentar la tasa de vacunación, las autoridades están estudiando la posibilidad de inocular el medicamento BioNTech de Pfizer a los niños de entre 5 y 11 años.

El mes pasado, las autoridades anunciaron que los trabajadores que no hayan sido vacunados contra el covid-19 o que no hayan padecido la enfermedad recientemente deberán presentar un test de antígeno negativo en el lugar de trabajo a partir del próximo mes de enero.

Aunque el gobierno ha levantado la mayoría de las restricciones, sigue habiendo limitaciones en el número de personas permitidas en restaurantes y eventos públicos, mientras que el número de países de los que se puede viajar a la ciudad-estado sin cuarentena está aumentando.

>

Singapur, uno de los países que mejor y primero reaccionó ante la pandemia del covid-19 con medidas estrictas y cierre de fronteras, ha abandonado la estrategia del caso cero ante la dificultad de eliminar el virus, principalmente por la contagiosa variante delta.

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades de Singapur han detectado 221.000 infecciones por covid-19 y 511 muertes, la mayoría de ellas desde el pasado agosto.