Encuentran restos de cocaína en diversas instancias del Parlamento británico

Escándalo en Westminter. El presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, dijo el domingo que informaría a la policía para que investigara los rastros de cocaína encontrados en varios aseos del Parlamento británico.

>

El Sr. Hoyle dijo que esperaba que la ley se aplicara «plena y eficazmente» después de que el Sunday Times revelara que 11 de los 12 retretes analizados en el Palacio de Westminster presentaban rastros de la droga. Las revelaciones se producen antes de que el gobierno anuncie esta semana un plan para combatir el consumo de drogas ilícitas entre la población.

>

«Los informes sobre el consumo de drogas ilegales en el Parlamento (…) son profundamente preocupantes y los plantearé urgentemente a la Policía Metropolitana esta semana», dijo el presidente a la BBC. El Sr. Hoyle llegó a insinuar que estaba considerando la posibilidad de utilizar perros adiestrados para detectar sustancias ilegales en el interior del Parlamento.

Desde los aseos de la prensa hasta los cercanos al despacho del Primer Ministro.

>

Los lugares en los que se encontraron restos de cocaína están repartidos por todo el edificio, e incluyen los aseos mixtos de una de las salas de prensa, así como los aseos de hombres y mujeres cerca del despacho del Primer Ministro, Boris Johnson, y el asiento del Presidente de la Cámara de los Comunes.

El Sunday Times afirma que «numerosas fuentes han descrito el consumo ocasional de cocaína por parte de un grupo de diputados», y señala que el año pasado se detuvo a dos «traficantes de drogas» y a otras 13 personas por posesión de sustancias ilegales «en el recinto parlamentario o en sus alrededores».

>

«Decenas de diputados, lores, concejales, investigadores y personal han compartido sus historias de abuso de drogas en los pasillos del poder británico bajo condición de anonimato», describe el periódico.

«Hay una cultura de la cocaína en el Parlamento», dice un «veterano de Westminster», que afirma que «algunos son nombres conocidos, otros son jóvenes diputados y funcionarios ambiciosos».

>