Valencia acogerá al barco Aquarius con 629 personas a bordo tras el cierre de los puertos italianos para “evitar una catástrofe humanitaria”

Las 629 personas rescatadas por las ONG SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras atrapadas en el barco Aquarius tras el cierre de los puertos italianos podrán ser acogidas en el puerto de Valencia, según las instrucciones dadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que responde así al ofrecimiento del alcalde valenciano, Joan Ribó.

>
El barco de rescate no podrá llegar antes de cuatro días

La llegada del Aquarius a Valencia está prevista para finales de esta semana, ya que según la distancia a la que se encuentra actualmente, en aguas del Mediterráneo entre Italia y Malta, las estimaciones indican que tardará cuatro días en alcanzar la costa española, un tiempo excesivo dadas la situación crítica en la que se encuentran a bordo las personas migrantes, entre las que hay un centenar de niños, siete mujeres embarazadas y una quincena de heridos.

>

La ONG Médicos Sin Fronteras, que está atendiendo a los migrantes a bordo del barco, también alertaba de la insuficiencia de comida en el barco de rescate: «Tienen agua y alimentos para todos, pero solo para hoy y no van a tener suficiente para mañana».

Tras el anuncio de España de acoger el barco, algunas comunidades autónomas como Navarra han ofrecido su ayuda en el proceso de acogida de los refugiados que se encuentren en él, al igual que Euskadi que ha comunicado su disposición para acoger a un 10 por ciento.

>
Italia lo considera una victoria propia

Por su parte, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, miembro del partido de la extrema derecha la Liga, ha tomado la decisión de acogida de España como una victoria para Italia: “Victoria. 629 inmigrantes a bordo del barco Aquarius, en dirección a España. Primer objetivo logrado”, ha escrito en las redes sociales.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha agradecido el gesto a Pedro Sánchez y ha acusado a Salvini de «romper la reglas internacionales» y de «generar enfrentamientos. Malta ha enviado agua y alimentos al Aquarius para que puedan llegar hasta el puerto de Valencia con suministros.

La decisión del Gobierno español ha sido celebrada por Unicef y CEAR, así como por el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, que ha agradecido al Gobierno español su decisión calificándola de «valiente y bienvenida» . «Gracias, España», escribió Grandi en Twitter.

Sin embargo, otros 790 inmigrantes, rescatados ayer en el Mediterráneo, esperan en un barco de la Guardia Costera italiana a que también se les indique un puerto para desembarcar.

Aquarius-ONG