La bajada de Vox impulsa al PP y las derechas se quedan cerca de la mayoría absoluta; el partido de Errejón desperdicia bolsas de votos que lastran la izquierda

El PP conquistaría 118 escaños, 30 más que ahora y 15 más que el PSOE, que perdería 17 y se quedaría en 103. El conjunto de la derecha estaría a las puertas de la mayoría absoluta, sumados también los diputados de Vox (51, uno menos que ahora), Ciudadanos (dos) y Unión del Pueblo Navarro (otros dos). Con los del PP resultarían 173 escaños en total, a tres de la mayoría, una cifra que, pese a todo, tampoco garantizaría la estabilidad en un Congreso de nuevo con fuerte presencia independentista. En la división por bloques ideológicos, sin contar el nacionalismo periférico, la derecha reúne un 47% entre PP, Vox y Ciudadanos, mientras la izquierda se queda en un 41%, sumados PSOE, UP y Más País.

>


>

La marcha del PP desde el relevo de Pablo Casado por Alberto Núñez Feijóo arrastra como efecto colateral una tendencia a la

 

baja para Vox, que hoy apenas mejoraría sus resultados de 2019. La encuesta ha sido publicada por El País
La intención de voto a los socialistas se mantuvo muy estable durante este periodo. Ahora está en el 26,3%, sólo cuatro décimas menos que en el momento en que su primer puesto parecía sólido. La diferencia la marca el resurgimiento del PP, que ha crecido paulatinamente, mes a mes, y ahora tiene casi seis puntos más que entonces. En los dos últimos barómetros, el partido de Feijóo ya había superado en escaños al de Pedro Sánchez. Ahora también lo hace en las encuestas.

En aquel tormentoso marzo que sufrió el Partido Popular, Vox se quedó a 2,5 puntos. En esta última encuesta, el partido de Feijóo aventaja en casi 12 puntos al de Santiago Abascal, que ha pasado del 19,2% al 15,9% en cuatro meses, sólo siete décimas por encima de su resultado en las últimas elecciones.

>

Los datos detallados de las encuestas confirman que el PP ha conseguido frenar su caída a merced de Vox. Desde marzo, el número de votantes del PP que huyen a la extrema derecha se ha reducido a más de la mitad. En aquel momento, el PP perdió casi uno de cada cinco simpatizantes en esta dirección, el 19,1%, una cifra que ahora ha bajado al 8,4%, incluso por debajo del 11,7% de antiguos votantes de Vox dispuestos a tomar el camino inverso y pasarse al Partido Popular. El partido de Feijóo se ha duplicado entre los antiguos simpatizantes de Ciudadanos en este periodo, pasando del 16% en marzo al 37% actual.

A la vez que contiene a la extrema derecha, el cambio de timón del PP le ha permitido mejorar su posición en los segmentos más templados del electorado. Hace cuatro meses, los socialistas lideraban el segmento que se encuentra exactamente en la mitad de la escala ideológica: 16,5% frente al 13,2% del PP. En el barómetro de julio, el Partido Popular sube al 22,7% en este segmento del electorado, mientras que el PSOE baja al 14,1%.

>