Los comunistas dan la campanada y gobernarán la segunda ciudad de Austria

El Partido Comunista de Austria (KPÖ) ganó inesperadamente las elecciones municipales de Graz, la segunda ciudad más grande de la República Alpina, el domingo (26/09/2021), sustituyendo al conservador Partido Popular (ÖVP).

Graz, con una población de 291.000 habitantes y situada en el sur del país, se convertirá en la primera capital de una de las nueve provincias austriacas gobernada por los comunistas.


Según las proyecciones realizadas por el instituto electoral SORA una vez escrutado el 42% de los votos, el KPÖ ganó con el 29,3% de los votos, casi nueve puntos porcentuales más que en las últimas elecciones, en las que ya quedó en segundo lugar.

Con el 25,6%, el ÖVP (partido de Sebastian Kurz), liderado localmente por Siegried Nagl, alcalde durante los últimos 18 años, pasó del primer al segundo puesto en el consejo municipal (el parlamento de la ciudad).

En tercer lugar están los «Verdes», preocupados por el medio ambiente (17%), seguidos por el ultranacionalista Partido de la Libertad (FPÖ, 11%), los socialdemócratas (SPÖ, 9,8%) y el neoliberal NEOS (5,1%).

La clara victoria de los comunistas es una sorpresa, ya que no estaba prevista, y los observadores políticos la atribuyen principalmente a la gran popularidad de la líder local del KPÖ, Elke Kahr, que ahora podría convertirse en alcaldesa de la capital de Estiria.


Su partido tendrá que negociar primero un acuerdo con otros partidos para gobernar en el ayuntamiento de Graz, ya que no tiene mayoría absoluta. A nivel nacional, el KPÖ, fundado en 1918 y uno de los partidos comunistas más antiguos del mundo, se presenta repetidamente a las elecciones parlamentarias, pero no tiene representación en el parlamento austriaco desde 1970, cuando no alcanzó el umbral del cuatro por ciento necesario para entrar en la cámara.