Podemos no aceptará «ningún recorte en pensiones ni presentes ni futuras»

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha garantizado que Unidas Podemos no aceptará recortes en las pensiones «ni presentes ni futuras», al tiempo que ha insistido en que es «falso» que Europa exija una rebaja.

Tras rubricar un acuerdo con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en Valladolid, Belarra ha destacado que una hipotética rebaja de las pensiones es una medida que «no está incluida» ni el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos ni en el Pacto de Toledo.

«Estamos en un momento en el que se exige del Gobierno de España ofrecer certezas y seguridad a la gente y, desde luego, yo estoy comprometida con eso», ha aseverado Belarra. «Es importante que además le ofrezcamos certezas a los y las pensionistas, que no sólo en se han esforzado a lo largo de toda su vida para poder tener un descanso tranquilo, sino que, además, han vivido un año y medio especialmente difícil».

De este modo, la ministra ha insistido en que Unidas Podemos no aceptará «recortes» en las pensiones. «Es una posición que hemos mantenido a lo largo de todo el tiempo y que es segura y cierta».
Y en esa línea, ha insistido en la posición en esa materia de Unidas Podemos: «No vamos a aceptar ningún recorte en pensiones ni presentes ni futuras, es una posición a lo largo del tiempo, es segura y cierta», ha zanjado.

Posteriormente, el secretario de Estado de Derechos Sociales y responsable del área económica de Podemos, Nacho Álvarez, ha asegurado que ampliar el periodo de cálculo de pensiones «no es una medida recogida en el Pacto de Toledo, no está en el acuerdo de coalición y no forma parte del diálogo social.

«E implicaría un recorte en muchas prestaciones futuras que Unidas Podemos no va a aceptar», ha recalcado Álvarez para reafirmar la posición del espacio confederal de rechazar de plano esta opción.


UNIDAS PODEMOS YA MANIFESTÓ SU RECHAZO EN ENERO

En enero Unidas Podemos ya manifestó su oposición frontal a la posibilidad de elevar la edad del cómputo de la pensión de jubilación de 25 a un máximo de 35 años de manera progresiva, propuesta que figuró en un borrador del departamento de Escrivá.

El entonces líder del espacio confederal, el exvicepresidente Pablo Iglesias, dijo una hipotética subida del periodo de cómputo era «inaceptable» y «desleal» con el acuerdo de gobierno, como transmitió al propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.