El ministro del Interior dice que no se enteró de que condecoraba al comisario que redactó informes falsos contra Podemos

En otro momento de la entrevista, las periodistas de Vanity Fair le preguntan al ministro por unas declaraciones de Villarejo ante el juez en las que admite haber trabajado intensamente para frenar el proceso independentista.

“Bueno, pues se lo preguntan a él. No tengo ni idea ni me interesa ni es mi problema. ¿Está claro? Vale ya, vale ya. Una cosa es preguntar y otra es hacer un interrogatorio judicial, así que cuidadito», contesta abruptamente el ministro antes de poner fin a la serie de preguntas en torno al comisario, a quien dice haber visto “dos veces» y hablado con él “dos minutos».

El fiscal “puede cantar misa”

Las “cloacas” del Estado

El ministro revela que el momento más duro que ha vivido como titular de Interior fue cuando tuvo conocimiento de la muerte de 15 inmigrantes subsaharianos en el perímetro del Tarajal en Ceuta al intentar entrar a nado desde la zona marroquí a la española. Una noticia cargada de polémica por las diferentes versiones que el ministro dio en sucesivas comparecencias ante los medios.

“Este Ministerio puede darte muchas satisfacciones y muchas insatisfacciones. Felipe González habló en una ocasión de que el Estado se defiende también desde las cloacas del Estado. Estoy convencido de que lo dijo, no porque las cloacas estuvieran al margen de la legalidad, sino porque estaban de manera discreta. Se tiene que actuar siempre desde la legalidad, pero la transparencia en ocasiones está reñida con la eficacia. No es fácil no caer en la transgresión del límite de la legalidad, que siempre tiene que preservarse», continúa.

Si pudiera cambiar algo de su gestión al frente de Interior, indica que se arrepiente de haber confiado “en algunas personas en las que quizás» no tenía que haber confiado. Y reconoce haber cometido “un error muy claro» que rechaza “airear», pero que no supone nada “ilegal», precisa.

Fernández Díaz afirma en la entrevista que la corrupción ha pasado factura al PP. Sin embargo, interpreta que los españoles, tal y como han reflejado en las elecciones del 20 de diciembre primero y después en las del 26 de junio, también “han visto» que el Gobierno de Mariano Rajoy ha “combatido» la corrupción, “gestionado una crisis tremenda» y ha “hecho frente al desafío de Cataluña».

Religiosidad agustiniana

En un plano más personal, explica que fue a partir de una experiencia personal que vivió en Las Vegas (EEUU), en un momento vital en que vivía como si Dios no existiera, cuando inició un proceso de conversión hacia su actual fe que él define como “agustiniano», en el sentido de que San Agustín cuenta en sus confesiones cómo vivía “cuando era un golfo», lo que Fernández Díaz encuentra “muy esperanzador», pues dice sentirse muy identificado con San Agustín. (Agencias)