Detenido un asesino de extrema derecha por presuntamente matar a tres personas sin hogar en Barcelona

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un neonazi por su presunta implicación con la muerte de tres personas sin techo desde el 16 de abril en Barcelona, todos con una barra de hierro, y se investiga su posible relación con un cuarto caso del 18 de marzo, han informado fuentes conocedoras a Europa Press.

El detenido es un hombre brasileño de 35 años, que ha sido localizado en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) tras una búsqueda que se ha alargado gran parte de la noche, llevada a cabo por los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona.

La última muerte ha ocurrido la noche de este lunes en la calle Rosselló de Barcelona, y los agentes han recibido el aviso a las 23 horas, ha informado la policía catalana.

La víctima mortal ha sido atendida por el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM), que finalmente ha certificado su muerte.

Los agentes de la División de Investigación Criminal de la Región Metropolitana Barcelona se centran ahora en determinar si la muerte de este indigente puede estar relacionada con otros tres crímenes de personas sin hogar ocurridos en la capital catalana en las últimas semanas.

Esta última víctima ha sido agredida con una barra de hierro, y se baraja la hipótesis de que pueda haber un mismo autor que actúa con un modus operandi similar: dos de las otras víctimas también fueron golpeadas con un palo de hierro.

COLABORACIÓN PARA ENCONTRARLO

El activista de personas sin techo Lagarder Danciu ha explicado en sus redes sociales que una patrulla de la Urbana se ha acercado durante la madrugada del martes a la Casa Cadiz, donde viven personas sin hogar y cercana a la zona del homicidio.


Danciu ha detallado que los agentes han acudido para informarles de que estaban buscando a un hombre que acababa de asesinar a otra persona sin hogar, y les hicieron una descripción de que era joven y que iba vestido de blanco, por si lo habían visto.

También la Fundación Arrels, que trabaja prestando servicios a personas sin hogar, había alertado estos últimos días de que ha aumentado la inseguridad para el colectivo, puesto que no puede confinarse durante el estado de alarma.

De hecho, en un comunicado Arrels insistió en que, con la situación de confinamiento y ahora que muchas personas no están en la calle, es más fácil que los sin hogar estén solos y expuestos a más abusos y vulneraciones.


OTROS DOS CASOS

Hay dos casos cercanos en el tiempo, el 16 y 18 de abril, que ocurrieron en los alrededores del Auditori y en la calle Casp de Barcelona, en los que las víctimas fueron golpeadas con una barra de hierro.

Antes, el 18 de marzo, ocurrió otro crimen, en la calle Sardenya: asesinaron a un sin techo de 60 años y nacionalidad española acuchillándolo, y ahora se intenta acabar de vincular este homicidio con un mismo autor.

Las otras dos víctimas eran un hombre de origen magrebí de 27 años (el 16 de abril) y un hombre de 60, el del 18 de abril.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha trasladado en su perfil de Twitter su pésame a las personas queridas de las víctimas de estos crímenes: «Muy buen trabajo Mossos, muy importante esta detención».