El PSOE trata de imbéciles a los electores con una ley para regular las casas de apuestas en Andalucía, pero en las comunidades en las que gobierna no ha ejecutado ninguna ley

El PSOE trata de imbéciles a los electores presentando una ley para regular las casas de apuestas en Andalucía cuando no lo ha hecho e ninguna de las comunidades en las que gobierna


Haz lo que digo y no lo que hago podría ser el lema de campaña del PSOE.
El PSOE ha presentado en Andalucía una ley para regular las casas de apuestas estando, sí, en la oposición, una ley que no ha sido ejecutada en las autonomías donde sí gobierna y podría ser aprobada en comunidades como Castilla la Mancha, La Comunidad Valenciana, Baleares u otras tantas regiones del estado español.

Dicha ley consta de puntos muy interesantes como son la modificación de la normativa que regula la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) u otra que postula que «en ningún caso se podrán otorgar autorizaciones para instalar establecimientos específicos de juego a menor distancia de 500 metros de colegios públicos».

Evidentemente, como era de esperar, las derechas no van a aprobar en Andalucía ningún tipo de regulación del mercado por muy perjudicial y dañino que este resulte para los cerebros de la infancia o para colectivos con tendencias adictivas debido al marketing de este lobby mafioso.
Dejando a un lado el contenido de la ley, constituye una trampa electoralista hacer creer a la ciudadanía que los socialistas tienen alguna intención de regular el juego, cuando en los espacios donde puede hacerlo, el PSOE aún no ha ejecutado, aprobado o presentado ley alguna contra la devastadora lacra de la ludopatía y del negocio de las apuestas deportivas. De hecho, han sido las políticas propiciadas por los funcionarios electos, tanto del PP como del PSOE las que nos han llevado a esta situación.