Vox se estrena en el Senado apoyando la violencia contra los homosexuales en el deporte

Las políticas machistas y discriminatorias y el discurso del odio de Vox ya se han hecho notar en el Senado, donde el partido de extrema derecha tiene presencia desde los resultados de las pasadas elecciones autonómicas andaluzas.

>

La declaración institucional, que finalmente ha decaído, defendía que la Cámara Alta estaba de acuerdo con «denunciar y penalizar socialmente comportamientos LGTBIfóbicos, machistas, xenófobos y discriminatorios en el entorno del deporte».

Además abogaba por acabar con la violencia física o verbal en los espacios deportivos, especialmente por cuestiones relacionadas con la diversidad sexual y de género. También pedía equiparar el reconocimiento público de las deportistas femeninas respecto a los masculinos, garantizar la actividad deportiva de las personas trans e intersexuales o reconocer la realidad sexoafectiva como un elemento enriquecedor.

>

Discurso del odio

Para la senadora de Podemos Vanessa Angustia, Vox fomenta con esta decisión «un discurso del odio que atenta contra la legalidad vigente», y ha resaltado que le preocupa «la deriva de PP y Cs, que parecen seguir el paso que marca la ultraderecha».